La escultura de bronce en la obra de Montse Canti.

"El estado del Alma Ank"

Montse Cantí construye El estado del Alma Ank representado por cuatro caras, cuatro formas  con un punto abierto.

La cara uno representa la parte masculina, el Mundo, la fuerza, la Ley y el orden, lo externo.

La cara dos representa la parte  femenina, la Vida, la tierra, lo interno.

La cara tres  representa los dos puntos de mira energéticos de posición: concéntrico donde todo va a parar al mismo punto  venga de donde venga y mires hacia donde mires siempre acaba en el centro; abajo esta el excéntrico donde la energía se expande hacia fuera  en extensión infinita.

En la cara cuatro Montse Cantí quiso representar solo tres puntos de vista, tres perspectivas distintas, tres formas de sentir.

Depende de la posición donde nos encontremos  todo cambia, tanto lo visible, mental como en lo emocional.

La parte central es lo que  Montse Cantí denomina  como el estado  horizontal, en este estado parece encajar todo, polo neutral; mientras que si subimos de perspectiva de  igual manera el horizonte cambia, Montse Cantí quiso representar el polo positivo, es este estado  vivimos y sentimos de una forma mucho más sensitiva, más clara y brillante, más pura, más resplandeciente, entrando en un estado parecido al se la iluminación propio a la ascensión, donde los milagros existen por manifestación, no existe ni barreras ni separación.

Montse Cantí dice que si bajamos de perspectiva de visión, entramos en lo que se podría denominar polo negativo, donde todo resta, lo denomina punto  oscuro, donde todas las bajas emociones se manifiestan, confusión, tormento,  se vive con un gran sentimiento del  miedo, dolor, angustia, desesperación, duda, etc.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

"El Estado del Alma ANK".

En  la observación de las formas  a diario  Montse Cantí comprueba que todo realmente proviene a paritr de un punto.


Montse Cantí aporta: "Un día tenía  en mi estudio un compás en la mano  y vi claramente la forma concreta que yo quería expresar; así que me puse manos a la obra sin dudar ni un instante, bocetando primeramente unos dibujos de cómo quería que fuera el resultado final de la escultura ANK".

La escultura de bronce de Montse Cantí "El Estado del Alma ANK"  tiene cuatro caras y en cada una de ellas el punto sale a resaltar, como punto centro cero.

La extensión y la centrifugación, lo saliente y lo entrante, el círculo y lo cuadrado. En esta obra pudo expresar de manera significativa un gran lenguaje simbólico religioso metafísico dándole una forma concreta.

Es de forma compacta, tiene fuerza de posición y sustentación.

Esta obra partió de una inspiración basada mientras leía al Escultor Joan Rebull.

ANK para los egipcios es la llave de lo ilimitado.

 

Montse Cantí dice: “Que si observamos bien la naturaleza ella nos lo dice todo con ejemplos magníficos.
En la  naturaleza del gusano, podemos observar como el propio gusano experimenta parte de este proceso. El gusano de seda es, el que más conocemos desde niños y lo observamos con un gran sentimiento amoroso, vemos  que pasa de estar viviendo una vida baja arrastrada, donde no ve más allá  y en su muerte-transforma-transmuta y renace-asciende a otro estado, donde su perspectiva de visión cambia y puede ver, donde revive el milagro del vuelo, el desplazamiento sin fronteras, la expansión de movimiento, la soltura de la libertad".

Para Montse Cantí  Todo está presente, solo depende de  qué dirección  uno decida tomar,  existen dos puntos que hacen la máxima resonancia y tienen su color, su vibración, uno lo denomina punto negro representa lo negativo-resta y otro el punto blanco positivo-suma, y los dos parten de otro punto invisible que los sostiene y  hace de puente, uno puede estar largo tiempo en este puente, parecido al estado  de amnesia - aletargo, ni vives, ni mueres, ni sientes, ni estas”.

 

Al parecer para Montse Cantí  todos hemos pasado por esos estados, en diferentes momentos de nuestra existencia, muchos entran en largos periodos amnésicos - aletargamientos, hasta que un día despiertan y deciden actuar incorporarte, casi más que por aburrimiento que otra cosa; al final no queda otra opción; este primer paso puede producir mucha angustia, es como los bebes cuando empiezan a andar, ya que produce inestabilidad, golpes, caídas, llanto, dudas, desorientación, mareos, miedos. Pero al final el único camino es vivir y seguir hacia adelante, no importa que con ello te lleve siglos.

Cuando uno supera ese estado, cuando uno sale de la amnesia, entonces ya sabe qué  color elegir,  sale del capullo renace de nuevo como la mariposa, donde lo invisible te sostiene, muchos lo llaman Tao, el punto cero, la Vida, el Amor, Dios. Y está en la clave de Ank.

 

 

 

 

 

 

 

"Con el acercamiento a lo real abunda la confusión"  (Montse Cantí Pijoan).