Titulo: "Antonio el Loco".

by Montse Cantí Pijoan.

Dibujo  Lápiz Litográfico.

Museo de Santa Cruz de Tenerife.

 

Titulo: "India".

by Montse Cantí Pijoan.

Dibujo Lápiz Litográfico color.

Museo de La Rioja.

 

Dibujo

MONTSE CANTÍ PIJOAN

 

Para Montse Canti es de suma importancia la diferenciación de la regularidad de la simetría en la naturaleza. La fuerza y riqueza en el color de un cuadro tiene que atraer de una forma impactante al espectador, solo así en esa magia es cuando el espectador esta dentro del cuadro o el cuadro pertenece a él.

La concepción metafísica se basa en la idea de que toda producción artística no es otra cosa que la constatación continúa del gran enfrentamiento en que se encuentra desde los comienzos de la creación y para todos los tiempos el hombre y su entorno, en su realización Montse cantí la encontramos dentro de estos términos.

El arte para Montse Cantí no es más que una forma de expresión distinta de las fuerzas psíquicas, que ancladas en el mismo proceso condicionan el fenómeno de la espiritualidad y de las ideologías cambiantes.

En pintura saber pintar lo esencial es verdaderamente el foco de una revelación, Montse cantí indaga en esos términos.

Para Montse Cantí el empezar un cuadro no es simplemente poner pintura de colores o manchas a lo ton ni son. Sino que para Montse Cantí encierra misteriosamente toda una vida, donde aparecen dudas, sufrimientos, horas de entusiasmo y la propia luz. La luz es lo que Montse Cantí quiere expresar, pero a veces (palabras textuales de Montse Cantí) aparecen sensaciones que no siempre son las más deseadas, hay que estar muy alerta.

Cuando Montse Cantí pinta, tiene presente que para mostrar al público una pintura tiene que decir algo que engrandezca su propia evolución del espectador, sino es una pintura simplemente decorativa. Aquí es dónde empieza el puente del genio entre el artista y el pintor.

Aunque es cierto que la pintura no siempre pertenece al tiempo vivido, es sabido por todos que algunos artistas estaban fuera de su tiempo y tuvieron que sufrir el rechazo, no porque ellos no fueran verdaderos en su pintura sino más bien por algún mal estructuramiento social- político-económico en que se encontraba dicho pintor.

Entran en juego muchos factores, sabido por todos no siempre es oro lo que reluce. No siempre los espectadores están a la dimensión deseada del artista, dice Montse Cantí de poder valorar o entender lo que ven. Actualmente Montse Cantí se encuentra en un camino de doble dirección. Donde unos vienen y otros van.

Las dos direcciones para Montse Cantí son válidas, “Apolo y Dionisio. Aunque pocas veces se dan la mano dice Montse Cantí.

Muchos artistas se dan la espalda por sentir de diferente manera, eso también pasa en la vida fuera del arte; ejemplo: en la propia naturaleza del mundo las mismas fuerzas se arrebatan. El gran huracán esta en opuesto a la calma.

 

El arte Dionisio es la fuerza del expresar cosas diferentes al Apolíneo. Montse Cantí dice que todo pintor no es del todo verdadero si no expresa las dos entidades a lo largo de su trayectoria artística, porque en nuestra propia vida hay momentos de calma y otros sin quererlo ni desearlo aparece el huracán, entonces si uno no expresa estos momentos no es del

todo sincero con su pintura.

Pensamientos de Montse Cantí si dentro de una sugerencia de formación, de acción o de forma elementales creativa “no conocida” dentro de los límites dionisiacos tiene la necesidad de imponerse dentro de este mundo; de esta vida relativamente conocida, la que está anclada la energía apolínea; por su concepción indudablemente la forma elemental adquiere una expresión o una forma o de vibración o color que aunque nueva y desconocida, antiestética o des harmoniosa formara cuerpo con los ámbitos “estructurales” dominados de construcción, línea, contorno, forma y belleza apolínea.